Infiltraciones con plasma rico en plaquetas

Infiltraciones con plasma rico en plaquetas

infiltraciones-con-plasma-enriquecido

Plasma rico en plaquetas

El plasma rico en plaquetas PRP es usado por múltiples especialidades médicas con efectividad demostrada, como en Dermatología.

La alopecia androgenética es una patología frecuente con implicaciones psicológicas importantes para el paciente y en la que, en ocasiones, resulta difícil obtener una mejoría clínica satisfactoria.

Junto a los tratamientos clásicos de minoxidil y finasterida, el PRP ha evidenciado aportar una mejoría clínica significativa en determinados pacientes.

¿En qué consiste?

La técnica del plasma rico en plaquetas o PRP consiste en aplicar mediante inyecciones de mesoterapia una fracción del plasma rico en plaquetas del propio paciente. El objetivo final es favorecer la regeneración o estimular el crecimiento.

Se trata de un proceso que dura 30 minutos y consta de los siguientes pasos:

  1. Extracción de sangre (de la misma forma en la que se hace un análisis de sangre rutinario).
  2. Centrifugar la sangre para separar la fracción de PRP del resto de las partes de la sangre que se desecharán.
  3.  Activación del PRP mediante cloruro cálcico. Con esto se consigue que las plaquetas liberen sus factores de crecimiento.
  4. Infiltración en el cuero cabelludo del PRP.

¿Es seguro?

Ya que el PRP y los factores de crecimiento que se obtienen provienen del propio paciente es un procedimiento bastante seguro, con lo que se evita el riesgo de posibles reacciones alérgicas.

Al obtener la sangre del paciente los factores de crecimiento resultantes serán específicos para los tejidos del paciente, con lo que se consigue un tratamiento verdaderamente personalizado.

Investigaciones

En algunos artículos que se han publicado, se señala que:

  • El PRP ha demostrado aumentar la densidad de pelo ya desde los 3 primeros meses de tratamiento.
  • Al ser aplicado tras cirugías de trasplante de pelo, el PRP favorece la obtención de mayores densidades.

Aunque el PRP parece ser una alternativa lógica para favorecer la regeneración de tejidos a través de factores de crecimiento, todavía las publicaciones sobre su efectividad en el tratamiento de alopecia androgenética son muy recientes.

Por otro lado, en estos momentos carecemos de sistemas de estandarización para la obtención del PRP, de protocolos de referencia generalizados que establezcan la frecuencia adecuada de su aplicación o de la cantidad mínima a inyectar para que resulte ser eficaz.

No obstante, se considera que la concentración de plaquetas debe de ser cuatro o cinco veces superior a los valores normales para obtener resultados óptimos.

Por todo lo expuesto, el PRP puede considerarse como una técnica novedosa que puede ser combinada con otros tratamientos para optimizar los resultados.

Comparte:
logos-capmedica-prensa-2a logos-capmedica-1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies